Reformas y Adiciones al Reglamento de la Ley General de Salud en Materia de Publicidad en México 

El 19 de enero de 2012 se publicó en el Diario Oficial de la Federación un Decreto por el que se reforman y adicionan diversos artículos del Reglamento de la Ley General de Salud en Materia de Publicidad, el cual entrará en vigor a los treinta días hábiles posteriores a la fecha de su publicación, esto es, el 2 de marzo de 2012. Entre los principales cambios se encuentran los siguientes:

  • Dentro de los noventa días posteriores a la entrada en vigor del Decreto, se publicará en el Diario Oficial de la Federación un formato oficial que deberá ser usado por los responsables de la publicidad de productos cosméticos para dar aviso a la Secretaria de Salud de los productos que desean publicitar.
  • El anunciante que pretenda publicitar un producto o servicio sujeto a control sanitario, deberá presentar al medio de difusión que utilice copia certificada de la caratula del registro sanitario vigente o el aviso presentado a la Secretaria de Salud, según sea el caso.  Este requisito no aplica para los permisos o avisos que hayan sido otorgados o presentados con anterioridad a la entrada en vigor del Decreto.
  • La Secretaria de Salud cuenta con facultades para ordenar a los medios de difusión la suspensión de la publicidad de los llamados productos milagro, entre los que se encuentra los remedios herbolarios, suplementos alimenticios o productos cosméticos que se publiciten, promuevan o comercialicen como medicamentos o productos a los cuales se les hubiera atribuido cualidades o efectos terapéuticos cuando carezcan de los mismos. De esta manera, los medios de difusión están obligados a suspender el anuncio publicitario, dentro de las 24 horas siguientes a la notificación respectiva.
  • La autoridad sanitaria cuenta facultades para solicitar el apoyo de la fuerza pública en caso de que los fabricantes, distribuidores, comercializadores o comerciantes se resistan o impidan la ejecución de la acción de aseguramiento de productos que sean nocivos para la salud, que carezcan de los requisitos establecidos en la Ley General de Salud o sus reglamentos y de los llamados productos milagro a los que se les atribuya cualidades terapéuticas de las que carezcan y que no cuenten con el registro sanitario correspondiente.
  • Las sanciones económicas para los responsables de difundir publicidad engañosa se incrementaron considerablemente como se desprende de los artículos 110, 111 y 112 del citado reglamento.